Qué son las olas del feminismo y el nuevo concepto de “tsunami”

Por María del Carmen Rascón

Desde hace siglos las mujeres se manifiestan por alcanzar la igualdad. En el siglo XVIII no podían estudiar, votar, ni escoger con quien casarse. Aunque la Ilustración perseguía la lucha por la igualdad, independientemente de las clases sociales, La Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano no incluía a la mujer.

En respuesta, Olimpe de Gouges (que debería ser la heroína de cualquier niña), escribió La Declaración de la Mujer y la Ciudadana. Su aportación no fue bien recibida y la guillotinaron: con ella comienza la primera ola del feminismo. A partir de entonces se prohibió que hubiera más de cinco mujeres en la calle y muchas fueron encarceladas. Las dejaron sin derechos civiles ni políticos, mandando que fueran obedientes a sus esposos.  

La segunda ola del feminismo fue puramente sufragista. Si la mujer adquiría el derecho de votar, los demás derechos se conseguirían poco a poco. El movimiento feminista se transformó en un movimiento de acción social. En Inglaterra, las mujeres hicieron  huelgas de hambre, sabotearon a los líderes políticos, ¡incluso lanzaron bombas y provocaron incendios! Durante años fueron humilladas, ¿te suena familiar?

Al final de la Primera Guerra Mundial, las mujeres empezaron a obtener el voto en distintos países: a Inglaterra llegó en 1918 (sólo para mayores de 30) y a los Estados Unidos en 1920 (sólo para mujeres blancas). En México llegaría hasta 1947, gracias a los esfuerzos de feministas como Elvia Carrillo Puerto (¡otra heroína!) que consagró su vida a conseguir que las mujeres pudiéramos votar. 

Surgieron feministas con nuevas realidades, entre ellas Sojourner Truth, una esclava negra que habló por primera vez de la doble exclusión. Otro ejemplo es Flora Tristán, feminista y socialista que habló de las mujeres obreras y  la doble represión que se ejerce sobre ellas (de clase y de género), explicando que la mujer es “La proletaria del proletariado”. 

Para cuando comienza la tercera ola del feminismo, ha terminado la Segunda Guerra Mundial. En su Mística de la feminidad, Betty Friedan  intenta dar explicación a la insatisfacción de miles de amas de casa, diciendo que se sienten ansiosas porque priorizan el cuidado de los otros antes que el de ellas mismas, ¡el libro es un éxito de ventas!

Finalmente, con la cuarta ola del feminismo llegan las mujeres liberales y radicales.  Realizan protestas públicas en los certámenes de belleza, a los que consideran una cosificación de la mujer. Se crean espacios femeninos y seguros para mujeres maltratadas, centros de acompañamiento y guarderías. Aparecen movimientos de gran envergadura como #MeToo, que las mujeres utilizan para denunciar públicamente sus experiencias de abuso; las mujeres transexuales se suman a la causa y surgen nuevos feminismos, entre ellos el feminismo negro y el abolicionista. 

Hasta aquí podemos dejar de seguir numerando más olas feministas. En el prólogo de la antología de ensayos feministas Tsunami, Gabriela Jáuregui explica cómo el  feminismo ha alcanzado unas dimensiones tan gigantescas que, ola tras ola, se ha convertido en un Tsunami.

Es justo para las mujeres feministas un concepto como este. Estamos en todas partes, cada vez más visibles y reaccionarias, cada vez más unidas… y sin embargo quedan muchos derechos por conquistar.

Publicado por

María Rascón

Escritora, investigadora literaria y activista feminista interseccional. Licenciada en Literatura Hispanomexicana (UACJ-UNAM) y diplomada en Literatura Mexicana del Siglo XX, Literatura Europea Contemporánea y Literaturas Mexicanas en Lenguas Indígenas por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura. Integrante de los cursos Masterpieces of World Literature (HarvardX) y Literatura Chicana-Fronteriza (CCL Xavier Villaurrutia). Fundadora de Las cartas de Amora, espacio de entrevistas a escritoras mexicanas y fronterizas, así como de Teatro Virtual Fronterizo, productora independiente de puestas en pantalla. Autora de la novela corta, Apenas hombre, disponible a través de la página de Facebook de Crisálida Ediciones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s